martes, 27 de enero de 2015

HOWARD GARDNER. INTELIGENCIAS MULTIPLES Y CEREBRO HUMANO.

INTELIGENCIA MULTIPLE Y CEREBRO HUMANO










La importancia de la teoría de Howard Gardner sobre las inteligencias múltiples puede apreciarse mejor si la contrastamos con lo que todavía ocurre en muchas de las escuelas de nuestro tiempo con lo que el mismo Gardner vislumbra como la escuela ideal para el futuro.

¿Cómo enseñamos los profesores actualmente? De forma muy parecida al pasado, con cierto apoyo de un arsenal tecnológico más o menos bien utilizado (más o menos bien comprendido), pero igual que hace años, como si nuestro mundo y las personas que transitan en él no hubieran cambiado siquiera un poco. Intentamos que todos los estudiantes aprendan los mismos contenidos, exactamente de la misma forma y que obtengan, en las pruebas objetivas que les aplicamos, resultados que reflejen un buen desempeño académico. Seguimos concibiéndonos como “transmisores” y pensando que los estudiantes son como recipientes vacíos que debemos llenar con nuestros conocimientos. Seguimos pensando, con ingenuidad, que nuestro saber puede aún representar todo lo que puede aprenderse para ejercer una profesión.
La teoría de las inteligencias múltiples de Gardner se contrapone precisamente, a estas concepciones tradicionales; de hecho, al ocuparse del diseño de lo que podría ser la escuela ideal para el futuro según su perspectiva, Gardner adelanta la necesidad de trabajar, primero, de acuerdo a dos hipótesis fundamentales:
a) “No todo el mundo tiene los mismos intereses y capacidades; no todos aprendemos de la misma manera” (esto último _podríamos adelantarlo desde ya, aunque por ahora sólo hagamos mención de ello_ hace referencia, evidentemente, a estilos de aprendizaje particulares presentes en cada individuo).
b) “... en nuestros días nadie puede llegar a aprender todo lo que hay para aprender. Todos querríamos, como los hombres y mujeres del Renacimiento, conocer todo, o por lo menos, crecer en la posibilidad de llegar a conocerlo todo; sin embargo, este ideal ya no es posible. Por lo tanto, la elección se hace inevitable, y una de las cosas que quiero argumentar es que las elecciones que hacemos para nosotros mismos, y para la gente que está a nuestro cargo, pueden ser elecciones informadas.” 
¿Cómo sería una escuela que, habiendo trabajado ya con estas hipótesis, valorara las diferencias de sus estudiantes con relación a las inteligencias que los caracterizara individualmente? El mismo Gardner tiene la respuesta: “Una escuela centrada en el individuo tendría que ser rica en la evaluación de las capacidades y de las tendencias individuales. Intentaría asociar individuos, no sólo con áreas curriculares, sino también con formas particulares de impartir esas materias. Y después de los primeros cursos, la escuela intentaría también emparejar individuos con los diversos modelos de vida y opciones de trabajo que están disponibles en su medio laboral.”
En suma, la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner tiene aplicaciones importantes para la enseñanza. Martín P. Llapa Medina, por ejemplo, en su artículo en línea La educación y la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner comenta que: “... el conocimiento de la teoría de inteligencias múltiples tiene un propósito esencialmente educativo, y por ello, la tarea de concientizar a los docentes de la existencia de otras formas de manifestación de la inteligencia humana es sumamente importante.” 
Llapa Medina propone algunas actividades que, según afirma, podrían servir para evaluar a los estudiantes e identificar en ellos las inteligencias que poseen. Veamos a continuación, algunas de ellas (en nuestro caso, complementaremos su aportación con las actividades que la Psic. Irene Martínez Zarandona describe a propósito de la inteligencia naturalista , ya que Llapa Medina no menciona en su artículo qué actividades educativas se relacionan con esta inteligencia):


INTELIGENCIAS
ACTIVIDADES
LingüísticaExposiciones orales, discusiones en grupo, uso de procesadores de texto, debates, etc.
Lógico-matemáticaProblemas matemáticos, demostraciones científicas, resolución de ejercicios lógicos, juegos y rompecabezas, etc.
MusicalUso de música de fondo, canto en grupo, creación de melodías, interpretación musical, etc.
EspacialUso de mapas mentales y otros organizadores visuales, gráficas, videos, películas, modelos tridimensionales, etc.
Cinestésico-corporalExcursiones, teatro en el salón, juegos cooperativos, actividades manuales, etc.
InterpersonalMediación de conflictos, enseñanza entre compañeros, clubes académicos, actividades cooperativas, etc.
IntrapersonalEstudio independiente, proyectos individuales, reflexión de un minuto, instrucción programada, etc.
NaturalistaVisita a sitios de interés, coleccionar objetos para su clasificación, identificación de objetos, investigación de sucesos naturales o históricos al aire libre, etc. 








Los estudios del cerebro humano indican que el aprendizaje logrado usando técnicas participativas se registra en varias partes del cerebro, contribuyendo a que el aprendizaje se afiance mejor y de forma más duradera.

El Dr. Howard Gardner, quien es a la vez vez neurólogo, psicólogo y pedagogo, ha estudiado a fondo la inteligencia humana.  Su conclusión es que el ser humano tiene múltiples inteligencias.  Es decir, existen distintas partes del cerebro humano que asimilan conocimientos presentados por diferentes medios.  Diferentes personas aprenden mejor por medio de un tipo de inteligencia que por otro; y todos aprendemos mejor cuando un nuevo conocimiento es asimilado por varios tipos de inteligencia.  Los siete tipos de inteligencia identificados por Gardner son:

Ø  inteligencia lingüística

Ø  inteligencia lógico matemática

Ø  inteligencia visual espacial

Ø  inteligencia cinética corporal

Ø  inteligencia musical

Ø  inteligencia interpersonal

Ø  inteligencia intrapersonal





Inteligencia Lingüística:

Es la inteligencia más utilizada en la educación, ya que tiene que ver con la manipulación de palabras: hablar, escuchar, leer y escribir.  Se usa esta inteligencia más creativamente al incluir actividades, tales como el análisis de cuentos o leyendas, ola redacción de cuentos, poesías, o ensayos con ideas propias.

Inteligencia Lógico Matemática:

Esta inteligencia asimila a través del uso de símbolos.  Su uso más común es en la matemática y en algunas ciencias.

Inteligencia Visual Espacial:

Permite que el individuo aprenda y se exprese por medio de representaciones visuales, como lo son los dibujos, los gráficos, o los diagramas, así como modelos tridimensionales.  Se puede incorporar esta inteligencia en los trabajos de grupo pidiendo que los participantes representen lo que han aprendido por medio de un dibujo, o que grafiquen la relación entre varios conceptos.

Inteligencia Cinética Corporal:

Esta inteligencia traduce los pensamientos de la mente en movimientos corporales.  Se utiliza especialmente en los deportes, el baile y el drama.  La forma más común de incorporar esta inteligencia en el aprendizaje es por medio de teatros, simulácros o el intercambio de roles.

Inteligencia Musical:

Se puede incorporar esta inteligencia en el aprendizaje por medio de ejercicios en que los participantes analizan las letras de canciones, cantan o componen canciones relacionadas con el tema estudiado, o utilizan la música para inspirar ideas que luego son expresadas por otras inteligencias al hacer un dibujo, un cuento, o una danza.


Inteligencia Interpersonal:

Se refiere a la habilidad de relacionarse bien con otras personas.  Cualquier tipo de trabajo en grupo, en que los participantes tienen que dialogar y cooperar, incorpora esta inteligencia.


Inteligencia Intrapersonal:

Trata de la habilidad de conocerse a sí mismo, poniéndose en contacto con sus propios sentimientos, pensamientos y mundo interior.  Pedir a los participantes que escriban un diario estimula esta inteligencia.  El diario podría tratar de reflexiones sobre la vida propia que estimuló la lectura de un cuento o tema, o consistir en una descripción de sus sentimientos o experiencias al tratar de aplicar una nueva capacidad. Cada persona tiene algunas inteligencias mejor desarrolladas que otras.  Cuando se incorporan diversas inteligencias en el proceso de enseñanza-aprendizaje, se facilita el aprendizaje para la diversidad de participantes. Además, mejora el aprendizaje de cada uno.  Puesto que las diferentes inteligencias registran su aprendizaje en diferentes partes del cerebro, cuando se aprende un tema usando varias inteligencias, el aprendizaje se graba en varios lugares, no sólo en uno.  Esto contribuye a su retención y comprensión.  Por eso, se recomienda tratar de involucrar por lo menos tres inteligencias en la enseñanza-aprendizaje de cada concepto.


Howard Gardner (1943- )



Nació en Estados Unidos hace 58 años. Hijo de refugiados de la Alemania nazi, es conocido en el ambiente de la educación por su teoría de las múltiples inteligencias, basada en que cada persona tiene -por lo menos- ocho inteligencias u ocho habilidades cognoscitivas. Investigador de la Universidad de Harvard, tras años de estudio ha puesto en jaque todo el sistema de educación escolar en EE.UU.
Gardner, neuropsicólogo, es codirector del Proyecto Zero en la Escuela Superior de Educación de Harvard, donde además se desempeña como profesor de educación y de psicología, y también profesor de Neurología en la Facultad de Medicina de Universidad de Boston. En 1983 presentó su teoría en el libro Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences y, en 1990, fue el primer americano que recibió el Premio de Educación GRAWMEYER de la Universidad de Louisville.

En 1993 publicó su gran obra La inteligencia múltiple; en 1997, Mentes extraordinarias. Además, escribió quince libros -Arte, Mente y cerebro; La mente no escolarizada; Educación artística y desarrollo humano y La nueva ciencia de la Mente, entre otros títulos y varias centenas de artículos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada