miércoles, 25 de febrero de 2015

CUENTO: LA NIÑA RICA Y LA NIÑA POBRE.






Érase una vez dos niñas,  llamadas Beatriz y María. Beatriz era una niña muy rica y María era una niña muy pobre. Beatriz era ambiciosa y de todo lo que le regalaban nada le gustaba. Ella decía que a una niña tan rica tenían que darle todos los gustos; además, era muy caprichosa. Sin embargo,  María  era  muy  sencilla y se conformaba con todo.

Llegó el día de  Navidad y a  Beatriz le compraron muchos regalos, pero a Marìa nada, ya que sus padres no tenían dinero ni para comer.

  
Sus padres le dijeron: “Lo sentimos mucho, pero no tenemos dinero para comprarte nada. Pero nos esforzaremos y te compraremos algo, aunque no sea muy caro. ¿Qué quieres? Te lo compraremos.”

      Ella respondió: “Nada, tengo una familia, casa, comida y el amor de mi familia, ¿qué más puedo pedir?”.

Sus padres, poco a poco, le compraron una muñeca de trapo. Un día María estaba jugando con su muñeca y pasaba por allí Beatriz y le preguntó: “¿Eso es lo que te han comprado tus padres? ¡Buah!, a mí muchísimos regalos”. María contestó: “Sí,  ¿Qué más puedo pedir?, si tengo el amor de mi familia, casa, comida”.

 Lo que yo os quiero decir con este cuento es que el amor  da la felicidad. Pero el dinero no da la felicidad y sólo trae peleas y angustias.

  Autora: Ana Bejarano Ramos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada