miércoles, 10 de junio de 2015

SALUD AUDITIVA INFANTIL. ¿ CÓMO SABER SI MI HIJO/A OYE CORRECTAMENTE?


salud-auditiva
Una buena salud auditiva conlleva tener una buena audición la cual va de la mano en el desarrollo del lenguaje y la comunicación. Una mala salud auditiva puede acarrear problemasen el aprendizaje, cuando una persona no escucha bien se ven afectadas otras áreas como el habla, presentando problemas en la articulación y en la modulación del tono de la voz. Es por ello por lo que un buen cuidado de nuestra audición, debe ser un punto primordial.
Entre los niños en edad escolar, el 20% se ven afectados por problema de agudeza auditiva, aumentando en los últimos años entre los adolescentes en muchos de estos casos con daños irreversibles.
Pero, ¿que se considera como pérdida auditiva?. Se llama pérdida auditiva, también conocida como hipoacusia, a todas aquellas disfunciones o daños de una, o varias, de las partes del oído ya sea unilateral (un oído) o bilateral (ambos oídos).
Un componente a tener en cuenta como factor de riesgo en la producción de una pérdida auditiva es el ruido, el cual además de tener efectos negativos sobre el estado psicológico de una persona, provocando estrés, o efectos sociales los cuales limitan la comunicación, tiene una alta incidencia sobre la audición ya que si el oído no presenta un correcto sistema de protección ante los sonidos fuertes puede producirse algún daño el cual puede ser irreversible.
¿Cómo podemos saber si nuestro hijo tiene una correcta audición?. Aparte de la importancia de acudir a nuestro médico para hacer revisiones debemos observar aspectos como:
  • El niño no responde a la voz normal lo que conlleva a usar un tono de voz más alto.
  • El niño se fija excesivamente en los labios como medio compensatorio al fallo de audición.
  • Ante un estímulo sonoro, de intensidad variable, no muestran una reacción espontánea.
  • Queja repetida de dolor de oídos
  • Tienen un tono de voz inadecuado, de forma que no se dan cuenta si están hablando en un tono mas elevado.
  • Se acercan mucho a aquellos juguetes que presentan sonido.
¿Cómo podemos prevenir la producción de éstas pérdidas?
  • Debemos llevar un seguimiento de las vacunas que previenen de las enfermedades más frecuentes de la infancia como pueden ser la meningitis, la rubéola, etc.
  • Realizar revisiones con pruebas de audición de forma que se lleve un control de la correcta audición.
  • Evitar el uso de ototóxicos sin llevar un control médico.
  • Evitar la exposición de ambientes ruidosos en los que nuestros oídos pueden sufrir un daño.
En ISEP cliníc contamos con logopedas los cuales pueden guiarle ante cualquier duda relacionada con su audición. El trabajo del logopeda implica intervenir lo mas tempranamente posible sobre estos casos de forma que las repercusiones de dicha pérdida sean lo más imperceptibles posibles realizando un trabajo tanto sobre la audición como sobre el lenguaje que se ve limitado por dicha pérdida.
Fuente: Isepclinic.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada