jueves, 24 de septiembre de 2015

¿ ES BUENO COMER VIENDO LA TELE ?





En muchas familias se acostumbra a comer viendo la tele, sin saber que esta combinación puede resultar muy mala, no solo para los niños, sino, para todo el grupo familiar.

La acción de comer es vital, pero eso todos lo sabemos, si no comemos, nuestro cuerpo no tendrá la suficiente energía para hacer las actividades diarias, pero además, es importante disfrutar de los alimentos, comer tranquilamente, masticar adecuadamente e incluso, disfrutar del momento compartiendo con los demás miembros de la familia.

En el mundo entero se han llevado a cabo estudios científicos, que han arrojado como conclusión, que aquellos pequeños que comen junto con su familia, se alimentan mejor, pues comen más verduras, más frutas y más fibra, lo que significa que tienen una ingesta mayor de vitaminas y minerales, eso hace que sus habilidades de expresión sean mucho mejores, y además se sienten en mayor integridad con su familia.

3 razones por las que no deberías comer viendo la tele


  1. Comer viendo la tele es una acción que contribuye a la obesidad, pues no se presta atención a la comida que están ingiriendo, no disfrutan su sabor y adicionalmente, no se tiene control sobre la cantidad de comida.
  2. En promedio, aquellas familias que comen mientras ven la televisión, consumen menos frutas y verduras, es decir, que ingieren menos vitaminas y minerales que son esenciales para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente, y que además pueden prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  3. Po otro lado, las relaciones familiares se debilitan, pues la conversación se reduce drásticamente y cuando se habla, la conversación se centra alrededor de lo que está pasando en la televisión.
Así pues, es importante que todos entendáis, que alimentarse es una actividad completamente necesaria para todos los seres humanos, que debe ser disfrutada y tomada en serio, si os tenéis el habito de comer mientras se ve la televisión, esta importante actividad pierde importancia y pasa a ser una acción accidental y secundaria, que no se disfruta, lo cual hace que perdáis la conciencia de lo importante que es.
No permitáis que ningún miembro de la familia forje este mal hábito, pues puede empezar a tener problemas de salud a causa de una mala alimentación, pero además, las relaciones familiares pueden debilitarse.
Lo que debéis fomentar, es el comer en familia el mayor número de veces a la semana posible, haced que este sea un momento especial entre la familia, que podáis hablar acerca de su vida y sus actividades diarias.
Finalmente, intentad que a la hora de comer solo se hable de cosas positivas, dejad de lado todas aquellas situaciones que puedan resultar preocupantes o estresantes, pues esto tampoco favorece vuestra digestión.
Recordad siempre que comer viendo la tele no es un buen hábito y debéis dejarlo de lado si lo hacéis,  es especialmente importante si en tu familia hay niños, pues entre más pequeños tomen el hábito, más duro les será dejarlo de lado.

FUENTE: escuelaennube.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada