lunes, 2 de mayo de 2016

USO RESPONSABLE DE LA TABLET CON NIÑOS .



En numerosas ocasiones, se ha hecho referencia a los niños del siglo XXI como “nativos digitales” denominándolos así porque han nacido en un momento histórico en el que la tecnología digital está bastante desarrollada y, además, es una herramienta de fácil acceso para la mayoría de las personas. Sin embargo, ese desarrollo tecnológico no ha ido acompañado de una adecuada educación en el uso de estas tecnologías. Por tanto, son muchos los padres y educadores que no saben cómo actuar a la hora de orientar a los niños en el uso adecuado de dispositivos digitales, como son las tabletas.  La variable más importante: la edad del niño.
En primer lugar, queremos apuntar que la Asociación Americana de Pediatría no recomienda el uso de pantallas en niños menores de dos años por la sobrestimulación sensorial (visual y auditiva) que éstas provocan en el cerebro del bebé. Es mucho más recomendable que el niño interactúe con el entorno natural ya sea dentro o fuera de casa. Posteriormente, de los dos a los seis años no se recomienda el uso de más de dos horas diarias de cualquier dispositivo (televisión, ordenador, teléfono inteligente, Tablet, etc.), en la medida de lo posible es aconsejable que estén acompañados del adulto y se hable sobre lo que aparece en la pantalla para mantener su conexión con el mundo real. Somos conscientes de que los dispositivos digitales a estas edades son muy atractivos para los niños pero son capaces de mantener su atención durante mucho tiempo y provocar adicción, por lo que debe controlarse su uso por el adulto. De los seis a los nueve años todavía necesitan supervisión y ayuda por parte del adulto aunque ya son más autónomos a la hora de usar las tecnologías. Es en estos momentos donde se recomienda a la familia ajustar los parámetros de acceso libre a Internet en su dispositivo o descargar un programa de control parental. A partir de los diez años, a pesar de que los veamos mayores, debemos seguir supervisando, compartiendo y sobretodo hablando sobre el adecuado uso de las tecnologías en casa y fuera de ella. Es el momento de enseñar a nuestros hijos a ser críticos con la información que pueden encontrar en Internet y enseñarles a buscar de manera adecuada y a discernir entre la información fiable y válida de la que no lo es. Un tema que habría que abordar en la adolescencia sería el ciberacoso o el bullying a través de las tecnologías.
Finalmente, se destacan cuatro principios para actuar de manera adecuada ante el uso de las tecnologías con los niños:
  • El adulto debe controlar SIEMPRE el uso que el niño hace de los dispositivos digitales: marcando tiempos, horarios, lugar donde se utiliza (se recomiendan espacios comunes de casa), normas de uso consensuadas entre el niño y el adulto (normas de cuidado, no descargar aplicaciones sin permiso, etc.) y ajustar, limitar o controlar el acceso a Internet en ese dispositivo.
  • Evitar el uso de dispositivos digitales durante las comidas, la hora de los deberes o de estudio y la hora de dormir. Se ha comprobado que el uso de la Tablet en estas situaciones disminuye la concentración, la comunicación, la comprensión y adquisición de habilidades sociales y emocionales en el niño anulando numerosas oportunidades de relacionarse en el entorno familiar.
  • Ser ejemplo de uso responsable de las tecnologías. No podemos olvidar que nuestra actitud antes las situaciones de la vida será modelo para ellos, y con respecto al uso de dispositivos digitales esta pauta no varía. Por ejemplo, sería una gran idea que a determinada hora de la noche TODOS los móviles y tabletas de casa se apagaran y se quedaran en un mismo lugar de casa.
  • Utilizar los dispositivos digitales como una herramientas más para alcanzar un fin pero no como la única vía para llegar a la meta. Es decir, que como adultos debemos saber para qué queremos que nuestro hijo utilice las tecnologías (por entretenimiento, para buscar información, para adquirir conocimientos y/o para desarrollar habilidades específicas) y pararnos a pensar si hay otra manera de hacerlo más óptima para el momento evolutivo y de desarrollo en el que se encuentra el niño. Sería adecuado hacer valoraciones comparativas entre los aspectos positivos (ventajas) y los menos positivos (inconvenientes) del uso de la Tablet para vuestro hijo en cada situación determinada.
Visto en: Isep Clinic . Blog
Autora: Verónica García Ortega. Isep Clinic Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada