miércoles, 14 de septiembre de 2016

¿CÓMO NOS AFECTAN LOS " LIKES" DE FACEBOOK?



Actualmente, infinidad de personas son las que forman parte de una red social como Facebook, en especial los adolescentes, interiorizándola de tal forma en sus vidas que puede llegar a afectar directa o indirectamente a nuestro cerebro e influenciar negativa o positivamente en nuestra autoestima.
Un estudio reciente realizado por la Universidad de California (UCLA), Estados Unidos, sostiene que “existen determinados circuitos neuronales, especialmente en adolescentes, que se activan ante esa interacción (un “me gusta”) en las redes sociales”. La investigadora Lauren Sherman, del Ahmanson-Lovelace Brain Mapping Center, también explicó en su estudio, el cual consistió en mostrar 148 fotografías a 32 adolescentes entre 13 y 18 años, que a medida que veían las imágenes, su cerebro estaba siendo estudiado con resonancias magnéticas. Cuando aparecía un “Me gusta” en una foto suya, aquellas regiones del cerebro relacionadas con la producción del placer se activaban.
Otro resultado que aporta dicho experimento es que, los adolescentes con más “Me gusta” se dejan influenciar por las opiniones de los demás y les devuelven el “Me gusta” como respuesta; “los adolescentes reaccionan de forma diferente a la información cuando creen que ha sido apoyada por muchas personas, incluso si esas personas son extraños”, dijo Lauren Sherman.
El tiempo que pasemos en las redes sociales determinará si se ha creado una dependencia en la persona, si esta se ve condicionada por el nivel de “Me gusta”que adquiere en sus publicaciones y si se ha creado una adicción, que podemos definir cómo el hábito que domina a una persona, la dependencia a una sustancia, a una actividad o a una relación.
El hecho de tener más o menos “Likes” puede incidir en la autoestima. Por un lado, de forma negativa haciéndonos sentir inferiores, excluidos, inadaptados, como si no fuéramos lo suficientemente interesantes como para que otros nos tengan en cuenta en Facebook. Muchas personas basan la definición de amistad en función del número de “Amigos” que posean en ésta red social y así sentir que son lo suficientemente importantes por obtener su aprobación, un síntoma de inseguridad en muchas ocasiones.
Otro motivo por el cual nuestra autoestima se ve afectada negativamente con respecto a las redes sociales es la comparativa que hacemos de nuestra vida en relación a la de los demás. Si un determinado individuo publica una fotografía en Facebook sobre alguna actividad de ocio, en compañía de otras personas o individualmente, tendemos a considerar que nuestra vida resulta poco interesante o que no merece la pena, generando una obsesión y una envidia hacia los otros, lo que provocará un nivel de frustración o decepción en torno a nuestra vida.
Pero por otro lado, Facebook también aporta un punto de vista positivo en relación a la autoestima ya que, el hecho de poder crear un perfil, moldearlo a nuestro gusto, poder publicar aquello que pensamos, creemos o hacemos y que además las personas puedan responder de forma directa y positiva en función de lo que vean, hace que podamos adquirir mayor seguridad en nosotros mismos.
Facebook es una red social como muchas otras que está presente en la vida de muchas personas, pero es necesario conocer no solo los efectos positivos de la misma sino también los efectos negativos o nocivos que pueden suponer de su abuso. Es gratificante obtener una respuesta positiva por parte de otras personas que quieran valorar aquello que publicamos, pero no debemos depositar toda nuestra confianza y autoestima en una red social, debemos verla como un complemento a nuestra vida que nos proporciona bienestar.
 Artículo escrito por Lorena Rodríguez Llamas (alumna en prácticas Isep Clínic Las Palmas. Estudiante de grado de Psicología de la Universidad de Vic)
Visto en : Blog Isep Clinic.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada