martes, 15 de noviembre de 2016

MI HIJO HA COMENZADO A TARTAMUDEAR ¿ QUÉ PUEDO HACER?




Cómo actuar si su hijo comienza a tener disfluencias.
Algunas de las dudas o preguntas más frecuentes, a modo genérico, suelen ser: 
1. ¿Por qué se produce la Tartamudez? ¿Cuál es su origen?
La Tartamudez es un trastorno de la fluidez verbal, caracterizado por repeticiones, bloqueos, prolongaciones. Todavía es habitual escuchar una serie de mitos, tales como que las causas de la Tartamudez son: nervios, problemas emocionales o psicológicos, traumas infantiles, entre otros. Pues bien, su origen  es neurológico y se sabe que tiene un alto componente genético y hereditario. Por lo que, si hay antecedentes de Tartamudez en la familia es mucho más probable que aparezca en otro miembro de esta.
2. Pero, si sus causas no son emocionales ni psicológicas, ¿por qué aumentan las disfluencias cuando mi hijo está enfadado, triste, inquieto…?
La causa de la tartamudez no es esta pero está claro que el componente emocional juega un papel fundamental en nuestro habla, por lo que el estado anímico puede influir positiva o negativamente, aumentando o reduciendo las disfluencias de forma considerable.
3. Mi hijo de dos años comenzó a tartamudear hace unos meses. Observamos repeticiones de sílaba sobre todo al inicio de la palabra. Hace poco dejó de hacerlo, pero, esta semana hemos observado que nuevamente está tartamudeando. Creo que ya se le pasará porque lo hace solo a veces. La pediatra y su seño me dicen que es evolutivo, que no pasa nada. No hay que darle importancia.
En el momento que observemos que nuestro hijo/a está teniendo disfluencias debemos consultar a un logopeda especializado en Tartamudez con el objetivo de hacer un diagnóstico diferencial y determinar si se tratan de disfluencias evolutivas o atípicas en el desarrollo del menor, con el fin de intervenir lo antes posible de forma adecuada.
En niños tan pequeños, la variabilidad, es una característica a tener en cuenta. Que haya dejado de tartamudear meses, días u horas, no quiere decir que no vuelva a aparecer ni que sea algo evolutivo. El logopeda evaluará y tendrá en cuenta los factores de riesgo para desarrollar un cuadro de Tartamudez persistente en el desarrollo y dará pautas a la familia sobre qué hacer y cómo actuar ante las disfluencias. No hacer nada no es una opción.
4. Pero, me han recomendado que lo mejor es no hacer nada porque el niño todavía no es consciente de ello y que intervenir es contraproducente.
Hoy sabemos, gracias a un estudio realizado recientemente en la Universidad de Santiago de Compostela por Raquel Escobar y Miguel Pérez,  que en niños de entre 2-6 años ya aparecen manifestaciones externas de conciencia hacia el tartamudeo como pueden ser conductas de escape verbal (dejar de hablar, taparse la boca), frustración y/o enfado. Como padres, es muy importante que apoyemos a nuestros hijos ante esta situación, que se sientan queridos y comprendidos. La atención temprana abordará el modelo de tratamiento adecuado a cada caso y acompañará a la familia en esta etapa.
5. ¿Dónde puedo encontrar más información y ayuda sobre este tema?
Internet es una fuente de información poco fiable, donde no todos los datos encontrados  son certeros, y pueden desconcertar más que ayudar. Por eso, recomiendo consultar la página web de la Fundación española de la Tartamudez. Si tienes alguna duda, ellos pueden asesorarte y recomendarte profesionales especializados en tu zona.

Fuente: Isep Clinic Blog. Autor: Marc Gaja.
Fuente de Imagen: Pixabay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada