martes, 9 de febrero de 2016

CÓMO DIFERENCIAR UN RETRASO EN EL LENGUAJE DE UN TRASTORNO ESPECÍFICO



Tenemos que decir que no siempre es fácil detectar cuando nos encontramos ante un retraso del lenguaje o ante un trastorno específico del lenguaje, por eso es importante tener claro el concepto general de ambos y sus características. No obstante es recomendable acudir a un especialista para que nos ayude a determinar en que circunstancia se encuentra nuestro hijo y cuanto antes mejor porque el tiempo apremia de cara a una correcta intervención.
Me gustaría hacer uso de la definición de algunos autores expertos en materia para dejar no solo los conceptos claros, sino también sus características mas notables.
Según Juárez, el Retraso Simple del Lenguaje es un enlentecimiento en el desarrollo del lenguaje caracterizado por un retraso en la aparición del habla y por un progreso muy lento de la misma, sin que pueda justificarse este retraso por la existencia de déficits intelectuales, pérdidas auditivas, incapacidad motriz o alteraciones psiquiátricas, aunque a veces se acompaña de trastornos en la personalidad e inmadurez en la dominancia lateral.
En cuanto a características propias del retraso del lenguaje, Acosta y Moreno señalan:
•  Dificultad centrada en aspectos expresivos
•  Afecta por igual a todos los componentes del lenguaje
•  Se adquiere el lenguaje 12 o 18 meses más tarde de lo habitual.
•  La evolución sigue la pauta habitual de desarrollo
•  Buen pronóstico
•  Reducción o simplificación del sistema fonológico
•  Retraso en la adquisición de morfemas.
• Incorporación lenta de marcas flexivas, errores de concordancia gramatical, predominio de oraciones con pocos elementos.
•  Adquisición lenta del vocabulario, dificultad para recordar términos, para establecer relaciones entre las palabras.
• Participación escasa en conversación, dificultad para iniciarla y mantener turnos. Habilidades comunicativas limitadas.
Belinchón y Cárdenas, definen el Trastorno Especifico del Lenguaje (TEL) o Disfasia, como un trastorno del lenguaje sin sustrato neuronal evidenciable que añade al retraso cronológico importantes dificultades específicas para la estructuración del lenguaje produciendo conductas anómalas cuyo paradigma sería el agramatismo o la construcción de enunciados complejos sin nexos y sin marcadores en los verbos, que traducen una desviación respecto a los procesos normales de adquisición. Se supone que los niños con disfasia mantienen una competencia psicológica general intacta y una competencia lingüística afectada.
Entre sus características:
•  Dificultades tanto en comprensión, como  en expresión
•  Componente morfosintáctico más alterado
•  La pauta de desarrollo se aleja del patrón habitual
• Distorsión y desorganización fonológica, reducción significativa del sistema consonántico y de la estructura silábica, habla ininteligible
•  Morfología muy primaria, dificultad en el uso de nexos, orden de la oración alterado, yuxtaposición de palabras por omisión de palabras funcionales, uso exclusivo de estructuras simples
•  Vocabulario expresivo limitado, dificultad para comprender  y expresar nociones espacio-temporales
• Abundancia de conductas no verbales para mantener la interacción, uso del lenguaje oral sólo para funciones comunicativas primarias, participación espontánea en la conversación ausente, competencia conversacional limitada
Hay que explicar que existen diferentes tipos tanto de Retraso del Lenguaje, como  de Trastornos Específicos del lenguaje y dependiendo de qué componentes cognitivos y lingüísticos estén o no afectados se llevará a cabo una u otra intervención, por lo que la evaluación exhaustiva de un profesional es determinante.

Visto en: Isep. Clinic
Autora: Naiara Pareja. Isep Clinic . Logopeda. Málaga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada